El gobierno ruso ha ampliado el parque nacional Russkaya Arktika con Franz Josef Land, el conjunto de islas más septentrional del mundo

Formada por más de 190 islas, Franz Josef Land es un área mayoritariamente deshabitada, cubierta por el hielo marino durante gran parte del año. Sin embargo, esta extensa área recoge una biodiversidad impresionante. A partir de ahora el parque protegerá el hábitat de especies como la morsa del Atlántico, la ballena de Groenlandia, el oso polar, el narval, o la gaviota blanca.
El parque “contribuirá a la conservación integral de las islas vírgenes y de los ecosistemas marinos de la parte noreste del Mar de Barents,” dijo el gobierno ruso en un comunicado, mostrando el compromiso de Rusia con la conservación del medio ambiente en el Ártico, y “enviando una potente señal a las otras naciones de la zona”, tal como señala Enric Sala, explorador de National Geographic, que en 2013 dirigió una expedición científica del proyecto Pristine Seas.
“Franz Josef Land es uno de esos pocos lugares donde se puede ver lo que sería el mundo sin seres humanos. Es uno de los lugares más salvajes y más bonitos que he visto nunca, y una de las joyas naturales más valiosas del Ártico “, añade Sala.
Pristine Seas es un proyecto de National Geographic que pretende concienciar a los países con territorios vírgenes y de gran valor ecológico, de la necesidad de preservar estos espacios declarándolos zonas protegidas. Enric Sala es el jefe del proyecto, que cuenta también con la colaboración de Enric Ballesteros (CEAB-CSIC). Con la ampliación del parque nacional Russkaya Arktika con Franz Josef Land, Pristine Seas añade un nuevo hito a su ya extenso repertorio de éxitos.

http://news.nationalgeographic.com/2016/08/franz-josef-land-protected-in-russian-arctic-national-park/