Mosquito Alert será una de las herramientas que empleará el proyecto ID Alert para hacer frente a las amenazas emergentes para la salud

IDAlert es un proyecto financiado por la UE, en el que participan 19 instituciones, una de ellas el Centro de Estudios Avanzados de Blanes del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) con Frederic Bartumeus como investigador principal co-director del proyecto de ciencia ciudadana Mosquito Alert junto a John RB Palmer, investigador de la Universidad Pompeu Fabra (UPF).

IDAlert desarrollará nuevos indicadores climáticos y sanitarios (por ejemplo, para los virus que circulan entre las aves silvestres y los mosquitos, como el virus del Nilo Occidental) y mecanismos de seguimiento, incorporará una lente de desigualdad e informará sobre el desarrollo de políticas en todos los sectores, estableciendo un nuevo estándar de apoyo a la política y a la toma de decisiones.

 

Debido al cambio climático los brotes de enfermedades zoonóticas aumentan

Las crisis sanitarias pasadas y recientes, incluida la pandemia de covid-19, han demostrado que es necesario reforzar la preparación y la capacidad de respuesta ante los patógenos propensos a causar las epidemias a nivel de la UE y mundial. A medida que nuestro planeta se calienta debido al cambio climático, los brotes de enfermedades zoonóticas -enfermedades que se propagan entre animales y humanos- aumentan y se expanden a nuevas partes del mundo, en particular en Europa.

«Nuestro objetivo es incorporar nuevas herramientas para monitorizar el aumento del riesgo epidemiológico asociado al cambio climático y buscar la mejor manera de responder a los brotes de enfermedades provocadas por el clima y la globalización, incluyendo estimas de riesgo en contextos tanto urbanos como rurales» explica Frederic Bartumeus.

IDAlert desarrollará una serie de herramientas y sistemas de apoyo a la toma de decisiones para que los responsables políticos puedan actuar a tiempo con mejores respuestas.

«El proyecto ha optado por un enfoque innovador de cocreación, participación y ciencia ciudadana, implicando a las partes interesadas desde el principio para integrar las necesidades y subsanar las deficiencias, y por una perspectiva de ‘Una sola salud’, reconociendo la estrecha conexión entre los seres humanos, los animales y el medio ambiente, y el aumento de las enfermedades infecciosas», afirma Joacim Röcklov, coordinador del proyecto IDAlert e investigador de la Universidad de Umeå (Suecia).

El sistema de vigilancia y alerta temprana Mosquito Alert, será uno de los instrumentos clave

El CSIC, junto con la UPF, se encarga de desarrollar y desplegar nuevas herramientas de vigilancia que combinan la ciencia ciudadana y la biología molecular con encuestas sociodemográficas y datos de movilidad humana.

Una de las nuevas herramientas que empleará el proyecto es Mosquito Alert, un sistema de ciencia ciudadana validado por expertos que Frederic Bartumeus, investigador ICREA del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB-CSIC) y del CREAF, codirige junto con el sociólogo John RB Palmer de la UPF.

La vigilancia se lleva a cabo con la app Mosquito Alert, que permite a cualquier persona notificar, mediante una foto, el posible hallazgo de uno de los mosquitos estudiados, así como la de sus lugares de cría en los espacios públicos. Junto a la foto se recoge la localización de la observación y otra información necesaria para ayudar en la identificación de la especie. Un equipo humano de entomólogos expertos se encarga de validar las fotos recibidas y notificar el resultado al participante.

IDAlert, un proyecto interdisciplinario en el marco del programa Horizonte Europa

IDAlert – Infectious Disease decision-support tools and Alert systems to build climate Resilience to emerging health Threats (Herramientas de apoyo a la toma de decisiones sobre enfermedades infecciosas y sistemas de alerta para aumentar la resiliencia climática frente a las amenazas sanitarias emergentes) se puso en marcha oficialmente el 1 de junio de 2022. Se trata de un proyecto de 9,18 millones de euros y tiene una duración de cinco años, financiado por la Comisión Europea en el marco del programa Horizonte Europa.

En el consorcio participan diecinueve organizaciones de Suecia, Alemania, Francia, España, Grecia, Países Bajos, Italia, Reino Unido y Bangladesh, con expertos de primera línea mundial en una amplia gama de disciplinas que incluyen las zoonosis, la epidemiología de las enfermedades infecciosas, las ciencias sociales, la inteligencia artificial, la economía medioambiental y las ciencias medioambientales y climáticas.